First slide

Deportes

El scout ‘monito’ de Arcabuco (1955)

  • Lugar: Tunja, Boyacá
  • Autor: Desconocido. Propiedad de Jairo Díaz
  • Año: 1955
  • Tipo de licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs (CC-BY-NC-ND)
  • Compartir:

Don Jairo Díaz es el ‘Monito’ sonriente de camiseta blanca y chaqueta en mano que se ve en la imagen. Nació en Arcabuco, Boyacá, en 1943. y muy niño se fue a vivir a Tunja. Debía tener unos doce años en la foto, estaba en quinto de primaria y, junto a otros 50 muchachos de su edad, conformaban el grupo de scouts de la escuela anexa a la Normal Superior de Tunja, que tenía como rector a un señor de apellido Celis.  

Cada fin de mes de 1955, después de que los papás firmaran los permisos, los niños más juiciosos de la Normal salían de campo con un entusiasmo que don Jairo califica como “una belleza”. Ese día habían caminado cuatro kilómetros hasta el sector conocido como San Ricardo, guiados por los jefes de la manada.

Todos están vistiendo el uniforme del grupo: pantalones cortos de dril azul, camisa color caqui, y pañoleta y boina comprados en “La Roca” (un almacén de Tunja). La dotación de los pelados se completaba con garrochas, lazos, cuchillos y cantimploras. Ya en el campamento, los jefes dejaban pistas con algunas marcas de tiza sobre las cortezas de los árboles y los niños debían seguirlas para completar la misión. Allí aprendieron a andar, a explorar, a portarse bien y a conservar la naturaleza. Sabían exactamente cuál leña cortar para hacer la comida. Armaban las carpas y luego preparaban las viandas con papa, yuca, plátano, arroz y carne. Pero antes de comer debían orar. Luego cantaban el himno de los scouts y se acostaban a dormir en grupos de a diez.

Don Jairo, que sólo recuerda a la gente por su apellido, menciona a algunos de sus camaradas: Rojas, Arias y Quiñones. Entre sus anécdotas más entrañables, está el día en que no se aguantó las ganas y se hizo popó en una quebrada. En el Consejo de Guerra lo castigaron por contaminar el agua.

El ‘Monito’ volvió a Arcabuco y, cuando sus papás murieron, heredó las recetas de los productos típicos del pueblo y siguió con el restaurante familiar. Hoy tiene 75 años, un hijo odontólogo y dos nietos.

Estamos buscando a la persona que tomó esta foto. Si eres su autor y/o titular, escríbenos en nuestra sección de contacto. ¡Ayúdanos a construir el primer y más completo archivo de fotografía popular de Colombia!


×
El scout ‘monito’ de Arcabuco (1955)