First slide

Cultura y Tradiciones

La batalla que cambió el plomo por flores (1958)

  • Lugar: Barranquilla, Atlántico
  • Autor: Desconocido
  • Año: 1958
  • Tipo de licencia: Creative Commons Attribution-ShareAlike (CC-BY-SA)
  • Compartir:

¿Se imaginarían los curramberos un año sin su carnaval? Alguna vez pasó. Entre 1899 y 1902, el Carnaval de Barranquilla estuvo suspendido, pues el país estaba sumido en la Guerra de los Mil Días. En 1903, cuando se reanudó la celebración de estas fiestas, el general Heriberto Vengoechea, quien había militado en el frente, pensó que la mejor manera de festejar el fin de los combates era a través de una batalla, pero no con armas. Con flores.


Con esa idea en mente, el 21 de diciembre de 1903 se organizó por primera vez la Batalla de Flores, un desfile en el que la Junta del Carnaval y los espectadores, divididos en dos bandos, se arrojaban unos a otros flores y confeti en un recorrido que iba desde el entonces Club Barranquilla hasta el Cuartel.


Con el tiempo, Vengoechea fue perfeccionando su idea y decidió que la Batalla de Flores podría tener la misma dinámica del Paseo de Coches, otro acto tradicional. La idea era que las personas decoraran carros con todo tipo de flores, como se hacía con las carrozas, mientras eran precedidos por el redoble de una tropa, que representaba el contexto de una batalla.


En esta foto de 1958, medio siglo después, ya se aprecia la magnitud que alcanzó el desfile. Hoy, la Batalla de Flores sigue siendo un gran espectáculo de carrozas y comparsas, encabezado por la reina del carnaval más importante del país. Desde la carroza, ella arroja flores y baila al son de cumbias y cumbiambas, representando el mismo llamado de paz de hace más de un siglo: cambiar el plomo por las flores.


¿Quieres ver cómo luce este lugar hoy? Haz clic aquí.


×
La batalla que cambió el plomo por flores (1958)